En una entrevista reciente con Ultimate Guitar, se le preguntó al ex baterista de SLAYER, Dave Lombardo cuál espera que sea su legado el día que deje  las baquetas. 

 A la pregunta sobre dejar de tocar batería, él respondió:

“No voy a renunciar a las baquetas, hombre. Esas hijas de puta van a morir conmigo. Mierda, no me retiro. Incluso con todo el dinero del mundo, no podrán hacer que me retire”

“Amo lo que hago. Amo la música, los músicos no se jubilan, solo pasan a otra banda o algo así”

A la pregunta ¿cuál espera que sea su legado el día que deje  las baquetas? Lombardo respondió:

“¿Por qué quiero ser conocido?, hay tantos momentos, hubo una vez que actué en vivo frente a todos estos compositores y estaba trabajando, en ese momento, con Christopher Young, Esto fue para “Ghost Rider”. Hicimos una presentación en vivo, se encuentra en YouTube y es realmente genial. Fue un momento de orgullo, trabajar con Tyler Bates en 2004 en “Dawn Of The Dead el es otro compositor increíble”

“Hay otro compositor con el que he trabajado recientemente: Phil Eisner. Esa es otra sorpresa que saldrá [en 2021]. Ese es otro momento de orgullo. Los “Cuatro Grandes”, por supuesto. Ese fue el pináculo de la era del metal, o mis años de metal”

Lanzar este álbum de [MR.BUNGLE. Ya sabes, comencé una nueva banda después de SLAYER llamada DEAD CROSS y pedirle a Mike Patton que se uniera, y él estuvo de acuerdo. Eso fue algo increíble. Me encanta hacer lo que sé hacer.”

Lombardo continuó diciendo que la jubilación es una maldición para él.

“No creo en esa palabra”, dijo.”Buddy Rich … todos esos muchachos tocaron hasta los 80, ¿sabes? Creo que él tocó hasta los 80. Eso es algo que tenía en mi mente desde que era un niño, admirando a estos  grandes muchachos  – Gene Krupa , Buddy Rich

Ed Shaughnessy me escribió una hermosa carta. Salimos juntos. Tocó durante años en “The Tonight Show con Johnny Carson y tocó bien en sus últimos años. Nos encanta. Es bueno para nuestra salud. Es bueno para nuestros pulmones y la fuerza de la parte superior del cuerpo”.

El músico de 55 años, que divide la mayor parte de su tiempo entre los pioneros del crossover SUICIDAL TENDENCIES, los íconos del horror-punk MISFITS y el supergrupo  de hardcore DEAD CROSS, fue despedido de SLAYER después de no participar en la gira australiana del grupo en febrero/marzo de 2013 debido a una disputa contractual con los otros miembros de la banda. Desde entonces ha sido reemplazado por Paul Bostaph , quien anteriormente fue el baterista de SLAYER desde 1992 hasta 2001.

Poco después de su despido, Lombardo dijo que descubrió que el 90 por ciento de los ingresos de la gira de SLAYER se deducían como gastos, incluidos los honorarios de gestión, lo que le costaba a la banda millones y les dejaba alrededor del 10 por ciento para dividirse en cuatro. 

Si bien él y Araya contrataron auditores para averiguar qué había sucedido, Lombardo dijo que nunca se le permitió ver la información obtenida.

Hace unos años, King dijo que “cuando Dave estaba en [SLAYER] esa última vez, pensé que estaría en el escenario hasta que uno de nosotros se cayera muerto del escenario. Las cosas cambiaron. Recibió un mal consejo y escuché algunos malos consejos, nos dio un ultimátum diez días antes de ir a Australia [para hacer la gira del festival Soundwave]. Y dije: “No puedo olvidarme de esto”. Y me siento mal por Dave hasta el día de hoy; realmente me siento mal por él porque se disparó a sí mismo. Tal vez pensó que tenía la ventaja.

SLAYER tocó su último espectáculo en noviembre de 2019 en The Forum en Los Ángeles.

Web/Facebook/Instagram/Twitter/Youtube