En esta primera parte del especial sobre ‘1987’, trataremos de relatar de la manera más breve posible el largo y difícil camino que recorrió David Coverdale para dar forma a unos de los grandes discos de la historia del Hard/Glam Rock. En la segunda parte hablaremos sobre el disco.

 Whitesnake venía de grabar ‘Saints & Sinners’ para A&R de Geffen Records en 1982. El responsable del sello era John Kalodner, quien ya había trabajado con números de la talla de Chicago, Asia, Foreigner, Journey y Santana.

La banda le resultó muy prometedora, pero había algo de lo que deberían ocuparse: ‘Le dije a David Coverdale que, aunque me gustaban los otros de la banda, no eran tan buenos como él. Estábamos entrando a la era de Bon Jovi y todas esas superestrellas. Yo creía con seguridad que la voz y las composiciones de David eran superiores.

Pensaba que era el momento de entrar al mercado norteamericano y para eso estaba convencido de que necesitaban contar con el modelo Led Zeppelin: la dupla de un frontman carismático y sexy y una gran guitarra.

El problema era que los guitarritas de Whitesnake no lo convencían: Micky Moody, guitarrista de los inicios de la banda, y Mel Galley. Kalodner no dejaba pasar la ocasión de remarcar su desaprobación con la interpretación y la imagen de ambos guitarristas. David tomó ventaja de un accidente sufrido por Galley para probar a un joven guitarrista ingles que había pasado por Tygers Of Pang Tang y Thin Lizzy: John Sykes. Este músico contaba con la técnica, la actitud y la imagen que Kalodner pensaba eran necesarias para conquistar a los Estados Unidos.

El ingreso de John Sykes no fue muy convencional. ‘Slide It In’, del año 1984, fue lanzado en Europa como una grabación de la siguiente alineación: David Coverdale en voces, piano y percusión, Micky Moody y Mel Galley en guitarras, Neil Murray en bajo, Jon Lord en teclados y Cozy Powell en batería. La edición americana del disco contaba con la misma alineación, excepto por el reemplazo de Mick Moody por John Sykes. Kalodner tuvo la idea de meterlo gracias a unas sobregrabaciones. ‘Slide It In’ fue un éxito y el disco que mejor vendió de la banda hasta ese momento.

Moody era miembro original de la banda y el único junto a Coverdale que participó en todos los discos de Whitesnake. Sobre su salida, comentó: ‘Una noche estábamos en Alemania y habíamos hecho una especie de mini festival con Thin Lizzy y John Sykes estaba en la guitarra. De vuelta al hotel todos estábamos sentados alrededor y David le habló realmente mucho a John Sykes.’

‘Yo estaba sentado en silencio y David caminaba a mi alrededor, señalándome con el dedo y dijo: ´No le des la espalda a la audiencia de nuevo’. Yo dije: ´ ¿perdón? `. Me contestó: `eso es muy poco profesional`, frente a John Sykes para hacerme parecer pequeño y me dije a mí mismo: ´eso es todo´. Eso es casi decir que le daba un lugar en la banda. Porque yo ni siquiera sabía por entonces que quería a alguien como John Sykes, porque él se veía bien y era un buen guitarrista. Decidí salir después de terminar al final de la gira. El último concierto fue en Bruselas, Bélgica en octubre de 1983.’

Después de firmar un acuerdo con el nuevo manager, el reconocido Howard Kaufman de Frontline Management, se iba gestando el asalto final a los Estados Unidos para lo que deberían torcer un poco el rumbo de la banda.

Sobre lo musical, Coverdale dijo: ‘Yo aún no había apreciado el concepto del guitar hero. Una noche Kalodner me dijo: David, no hay nadie que haga lo que haces. Pero para desarrollar todo tu potencial debes tener un guitarrista que complemente tu poderío’. Habló de las duplas Jagger/Richards, Page/Plant y Daltrey/Townshend y me pareció una buena idea. Hasta entonces mi subconsciente se había negado a eso por mi experiencia negativa con Blackmore en Deep Purple. Estaré eternamente agradecido a Kalodner por haber traído a Sykes a la banda.’

Ahora buscaban un sonido de guitarras y batería más cercano al Glam Metal de la época que al Blues y el Rock. Neil Murray comentó sobre este tema: ‘A Bernie Mardsen y a mí nos gustaba el Rock Americano y lo escuchábamos en la ruta durante las giras. David nos miraba con cara de asco y nos pedía que apagáramos esa mierda. Unos años después, estaba haciendo lo mismo,’ refiriéndose a ‘1987’.

Se venían más cambios de integrantes, ya que en 1984 Jon Lord volvía a Deep Purple y en 1985 se marchaba Cozy Powell, cansado de las diferencias con Coverdale y Sykes, quedando Whitesnake como un trío formado por Coverdale, Sykes y Murray. Estos empezaron a componer material nuevo en el sur de Francia. Murray recuerda la admiración que sentía Coverdale por Sykes y su confianza en sí mismo, pero que, al mismo tiempo, temía que llegara a disputarle el liderazgo de la banda.

Después buscaron un baterista y tras evaluar a muchos, optaron por Aynsley Dunbar, que había tocado con Lou Reed, David Bowie y Frank Zappa. Para grabar, eligieron Vancouver. Kalodner y Sykes eligieron como productor a Mike Stone, quien había trabajado con Queen, Journey, Kiss, Asia.

A fines de 1985 empezaron a grabar. Y empezaron los problemas. Al parecer Sykes habría tratado de controlar las grabaciones a su antojo, resultando en un enorme número de pistas de guitarra con muchísimos efectos por cada tema, imposibilitando a Coverdale cantar. Los costos de la grabación empezaron a crecer desproporcionadamente. Stone tuvo una recaída en el alcoholismo (lo que finalmente terminó con su muerte en 2002). Y todavía faltaba más: ‘El primer tema que grabamos fue ‘Is This Love’. Aunque no es un tema difícil de cantar, terminé exhausto y empapado en sudor,’ recuerda Coverdale.

Coverdale resultó ser víctima de una sinusitis muy grave. Para intentar solucionar la situación le dieron antibióticos y, a inicios de 1986, mudaron la grabación de Vancouver a Bahamas, en busca de un cambio de clima. David no mejoró y la única solución planteada era una intervención quirúrgica de alto riesgo. En caso de salir mal, Coverdale no volvería a cantar.

Sykes se aprovechó de la ausencia del cantante para tomar el mando de la banda. ‘Debería haber sospechado algo cuando no vi ningún signo de apoyo por parte de Sykes durante mi convalecencia,’ diría después Coverdale. Las cosas se complicaron con el rumor de que David tenía intenciones de reclutar a Steve Vai como segunda guitarra. Sykes por su parte pensaba que Whitesnake debería seguir con otro cantante, con la complicidad de Mike Stone.

Kalodner, ante la furia desatada de Coverdale al enterarse, despidió a Stone y lo reemplazó por Keith Olsen, quien venía de trabajar con Ozzy y Scorpions. Olsen empezó a ‘barrer’ las pistas de guitarra, argumentando que la mayoría ‘sonaban desafinadas’, regrabó los bajos y eliminó todos los efectos de guitarra que juzgó innecesarios.

Iban siete meses de grabación a un costo económico enorme y que seguía en aumento. Una vez repuesto, Coverdale se dirigió a Los Angeles a seguir grabando.

A medida que las relaciones internas empeoraban, la grabación parecía encaminarse muy bien. El primer tema grabado, ‘Still Of The Night’, está constituido por una mezcla de las dos primeras tomas realizadas.

Cuando Sykes se enteró de que David había despedido a Murray y a Dunbar, asumió que el próximo sería él, por lo que fue en búsqueda de Coverdale desde Londres hasta Los Angeles, ya que el cantante no atendía sus llamados. Después de una fuerte discusión, Coverdale se marchó y ese fue el fin de la historia entre ellos.

La tarea de Coverdale era clara: rearmar una banda, ya que se había quedado solo en Whitesnake. Buscó a dos ex Ozzy Osbourne: el bajista cubano Rudy Sarzo (Quiet Riot, Ozzy Osbourne, Blues Öyster Cult, Queensrÿche) y el baterista Tommy Aldridge (Thin Lizzy, Ozzy Osbourne, Pat Travers, Gary Moore). Ambos habían rechazado la oferta de tocar en Whitesnake debido a la tensión entre David y John.

A los ahora tres miembros, se sumaron en la guitarra el norirlandés Vivian Campbell (anteriormente Dio) quien solo grabó un solo para ‘Gimme All Your Love Tonight’. La otra guitarra era el holandés Adrian Vandergberg, quien grabó el solo de ‘Here I Go Again’. La relación entre ambos guitarristas era mala y Vandemberg planteó su deseo de ser el único guitarrista. Después de la gira de ese disco, se iría a Def Leppard.

A pesar de la increíble cantidad de problemas, peleas, idas y venidas, cambio de productor y dejando de lado por primera vez al eterno Martin Birch, quien estaba trabajando en el ‘Somewhere In Time’ de Iron Maiden, el 7 de abril de 1987 salió a la venta un álbum histórico, con el nombre de ‘1987’en Europa,Whitesnake’ en Estados Unidos y ‘Serpes Albus’ en Japón. David Coverdale lo había logrado. Tenía un nuevo disco y un nuevo Whitesnake.

La formación Coverdale, Campbell, Vandemberg, Sarzo y Aldridge fue la que salió de gira para este disco durante 1987-1988. Además, son los que aparecen en los video clips de ‘Still Of The Night’, ‘Is This Love’, ‘Here I go Again 87’ y ‘Give Me All Your Love Tonight’.

En la parte 2 de este especial hablaremos sobre el disco en sí mismo.

Website / Facebook / Instagram / Twitter