Durante una conversación con Terry L. Karges en la inauguración de su exhibición de automóviles “Reclaimed Rust” en el Petersen Automotive Museum en Los Ángeles, California, el líder de Metallica, James Hetfield, recordó sus primeros días como músico.

El show marcó la primera aparición pública importante del músico desde su reingreso a rehabilitación en septiembre. Hetfield dijo lo siguiente (a través de Blabbermouth):

“Quería estar en una banda. Simplemente lo sabía. Iba a suceder. Y lo iba a hacer realidad. Y comencé a tocar con algunos amigos, amigos locales, en una banda llamada Obsession. Y tocamos canciones de covers en las fiestas escolares. Y a partir de ahí, después de mudarme, salí con personas que eran un poco mejores que yo. Y así es como aprendí a mejorar un poco. Sabía que eso era lo que quería hacer, y lo haría a toda costa.

“En los años 80, en LA, los guitarristas, todos trataban de ser Eddie Van Halen, y había millones de guitarristas. Cada banda estaba buscando un cantante: Se necesita cantante.’ Así que vendí mi guitarra, vendí mi amplificador y compré un PA y un micrófono, y quería ser cantante. Ese era el próximo objetivo”.

“Y luego, cuando volví a encontrarme con Lars [Ulrich], le dije: ‘Oh, ya no estoy tocando la guitarra. Solo estoy cantando’. Él dijo: ‘Bueno, buscaremos un guitarrista’. Y entonces nadie podía tocar la guitarra como necesitábamos, así que volví a tocar la guitarra. “Ahora buscaremos un cantante”. Y entonces nadie podía cantar como queríamos que lo hicieran, así que dije, ‘Ok, cantaré hasta que encontremos un cantante’. .. Simplemente se convirtió en una necesidad. Había una necesidad. Fue un desafío para mí hacerlo, pero lo superé y obtuve mucho apoyo.

Y mucha gente dijo: ‘Esto es genial. No necesitas un líder corriendo. ¿Por qué no haces eso?’ Entonces, la gente a mi alrededor me dio la confianza para crecer en eso”.

 

About Author