Sigue las mejores noticias en HeadbangersLA

El disco ‘Kill ‘Em All’ del 1983, fue uno de los debuts más emblemáticos del metal, y la verdad es que Metallica no se podía dar muchos lujos y estaban lejos del glamur actual, según como lo recuerda Lars Ulrich.

‘Hombre… probablemente olía a cerveza barata, comida grasosa, axilas sudorosas, cigarrillos apestosos. Estábamos en el norte del estado de Nueva York, en Rochester, lejos del área de la bahía de San Francisco y fuera de nuestras zonas de confort’.

‘Pasamos cuatro o cinco semanas en un lugar llamado Barrett Alley, que era como una vieja tienda de muebles. No había dinero y todo era una constante lucha. Bebíamos la cerveza más barata que podíamos y comíamos la peor comida rápida. Cliff y algunas otras personas fumaban cigarrillos. Solo éramos un grupo de jóvenes de 20 años con mocos en la nariz y nos sacudíamos hasta morir’, contó el baterista.

Kirk Hammett añadió: ‘Se suponía que íbamos a quedarnos en algún lugar, pero terminamos quedándonos en la casa de otro tipo, un tipo que trabajaba en el estudio llamado Gary Zefting. Estuvimos allí dos o tres semanas y destruimos totalmente su casa’.

Suponemos que los estudios en los que Metallica graba ahora, deben apestar a cerveza cara, comida grasosa, axilas sudorosas, cigarrillos caros y deben ya tener el presupuesto para un ventilador muy seguramente ja, ja, ja…

Facebook / Instagram / Twitter