¡Sigue las mejores noticias en HeadbangersLA!

Una encendida jornada se vivió el día de ayer en el Estadio Nacional junto a tremendos artistas quienes se dedicaron a repasar los más grandes éxitos de su carrera musical.

Frank’s White Canvas

A eso de las 18:30 las nacionales se posicionaron en la gran tarima para dar inicio a la gran velada que se avecinaba. Si bien para muchas personas era la primera vez que las veían, Francisca Torrés y Karin Aguilera se encargaron de presentarse debidamente con sus enérgicas melodías como fueron ‘Hiding Away’, ‘Wake Up’ y la reconocida ‘Let it Go’.

Con alto entusiasmo las chicas continuaron con ‘Easy to Forget’, ‘Nobody Come’ y ‘Sleep, Work, Eat’ que finalizaban el espectáculo, recibiendo fuertes y cálidos aplausos por quienes llenaban más y más el lugar.

Molotov

A las 19:30 horas y puntual, los mexicanos de Molotov dieron el puntapié con ‘Dance and Dense Denso’ y la reconocida ‘Amateur’ que se llevó los cantos de las miles de personas en el recinto, así también ocurrió con ‘Chinga tu Madre’ y ‘Lagunas Metales’. Además, Micky Huidobro y compañía nos presentaron, según sus palabras, una nueva melodía que les hacía falta, esta era ‘Pendejo’ y fue bien recibida por las personas.

Brazos en alto junto con saltos daban paso a ‘Here we Kum’, ‘Changüich a la Chichona’ y ‘Gimme tha Power’ que estremecía los sentidos, algo que ocurrió también con la mítica ‘Frijolero’ en donde Randy Ebright remarcó que aquella canción estaba dedicada a todos los migrantes cansados de la discriminación, siendo él mismo un migrante también.

Tras aplausos y vitoreos sigue ‘Molotov Cocktail Party’, ‘Marciano II’ (cover a Misfits) y ‘Perro Negro Granjero’, que llevó al clímax de la presentación para interpretar las inolvidables ‘Mátate Teté’ y ‘Puto’ en donde la masa se unificó coreando a todo pulmón, y así rápidamente Molotov se retira del escenario para dejar al plato fuerte de la velada.

Guns N’ Roses

Puntual a las 21:00 horas se apagan las luces del estadio para invocar la intro que continuó con ‘It’s so Easy’ en donde la energía se hizo notar con los potentes gritos de la fanaticada y así mismo seguir para ‘Mr. Brownstone’, ‘Slither’ y la famosísima ‘Welcome to the Jungle’ donde Axl emocionado saluda e interactúa con las personas y demuestra que aún posee esa atrapante voz que nos cautivaba en los 80’s y 90’s.

Para ‘Better’ se da un poco de respiro a la gran masa para luego retomar con ‘Reckless Life’, ‘Double Talkin’ Jive’ y ‘Estranged’. Slash no se quedaba atrás con su performance, dejándonos estupefactos con su habilidad en las cuerdas, ocurriendo también con Duff McKagan todos siendo adorados por los fieles. ‘Shadow of your Love’, ‘Rocket Queen’, ‘You Could be Mine’, el cover a Misfits, ‘Attitude’ cantada por Duff y ‘Absurd’ eran las que también se sumaban al largo listado de canciones de la banda.

Entre correr y cantar como si nada, Axl nos demostraba que sus 60 años no eran más que un número en su vida y que junto a los chicos, dejaban todo en el escenario con un inmenso desplante escénico. Por supuesto seguían las adoraciones a los músicos con canciones como ‘Hard Skool‘ y ‘Civil War’ siendo en esta última donde vemos la bandera de Ucrania en representación a la guerra de dicho país. Continuaron clásicos como ‘Sorry’, un hermoso y perfecto solo de guitarra por parte de Slash que tiró la casa por la ventana cuando comenzó a entonar ‘Sweet Child o’ Mine’, ‘November Rain’, ‘Wichita Lineman’, la tremenda ‘Knockin’ on Heaven’s Door’ y ‘Nightrain’ que nos indicaba el cierre del show para luego proseguir junto al encoré que tendría las más reconocidas por la masa que variaba sus edades con ‘Coma’, ‘Patience’, la clásica ‘Don’t Cry’ que remeció todas las emociones e incluso erizaba la piel, para ya culminar con la gran ‘Paradise City’ que también nos perplejó.

Una increíble y memorable noche que estuvo cargada a los clásicos que nos traía bellos recuerdos de nuestra época, tal vez, más amada. Se notaba en el rostro de cada persona lo contentos que volverían a sus hogares y más que satisfechos con los shows de las 3 bandas que compartieron escenario para recargarnos del mejor rock.

Texto: Andree Sepúlveda

Fotografías: Katarina Benzova

Produce: The Fanlab