CALIFICACIÓN: 5/5

Hablar de DEFTONES es hablar de una escuela, de un sonido inconfundible e irrepetible, definitivamente ¡NADIE SUENA COMO ELLOS! Ya son 25 años en los que esta banda nacida en Sacramento (California) está repartiendo palo y entregándonos música excepcional, obviamente con sus altos y algunos bajos, pero es indudable que estamos en presencia de una de las bandas más importantes de las últimas 2 décadas.

El inicio de esta banda data de principios de la década de los 90, donde fueron etiquetados como Nu Metal debido a la gran popularidad del mismo, y aunque muchos puristas de la banda digan lo contrario, sí existen elementos de dicho género en los primeros dos discos del grupo (‘Adredaline’, 1995 y ‘Around The Fur’, 1997). Pero a partir de aquí, específicamente desde el ESPLÉNDIDO ‘White Pony’ (2000), DEFTONES se dedicó a explorar nuevos sonidos y ambientes, llegando a crear joyas como su disco auto titulado del año 2003 y ‘Saturday Night Wrist’ publicado en 2006.

Para este 2020 el grupo decidió volver al estudio para producir su noveno álbum, al que titularían ‘OHMS’. Un trabajo que desde su anuncio levantó bastantes expectativas, porque seamos sinceros ¿a quién no le gustaría escuchar algo nuevo de estos muchachos? Ahora bien, han sido 4 años desde que se publicó su último trabajo llamado ‘Gore’ (donde por cierto se extrañaron los guitarrazos de Stephen Carpenter), así que estaba la duda en el aire ¿será que DEFTONES tendría suficiente combustible para volver hacer algo memorable? Bueno damas y caballeros, si que tenían suficiente, de hecho, tenían de sobra.

De inicio la producción es excelente de la mano de Terry Date, con quien trabajaron por ultima vez en el disco homónimo. Todo se escucha tan nítido y claro como el cristal, haciendo de esta una experiencia bastante placentera. Partiendo desde esta premisa, debo decir que cada uno de los integrantes nos entregan  unas actuaciones de primer nivel, en donde se nota y se siente que lo dieron todo para crear algo sobresaliente.

Aquí escuchamos de vuelta las ráfagas de riffs a las que nos tenía acostumbrados el señor Carpenter, estos son realmente sencillos pero vaya que si son efectivos. Son densos y suenan con mucho músculo, creo que desde el ‘Diamond Eyes’ (2010) no se escuchaba tal pesadez en un trabajo de la banda; las líneas de bajo creadas por Sergio Vega son destacadas y cuando resaltan en la mezcla aportan bastante elegancia a los temas; el trabajo en batería de Abe Cunningham es sobrio, pero por ello no estoy diciendo que sea aburrido, sino que de una forma bastante simple y directa logra su labor de muy buena manera; Chino Moreno en las vocales siempre destaca, aunque hay que estar claros de que ya no puede lanzar esos berridos furiosos como lo  hacía en antaño, pero los logra emplear en los momentos en que la canción lo requiera, sonando muy bien al igual que el resto de vocales realizadas por él; y el punto alto de todo el disco es sin duda, la monumental actuación de Frank Delgado en los sintetizadores, este señor se encargó de darle al disco un ambiente casi etéreo en donde los demás elementos flotan como burbujas. No se si es el ‘hype’, pero el trabajo logrado acá es HERMOSO.

‘OHMS’ es en definitiva un álbum balanceado y completo, en donde cada elemento brilla y la experimentación no llega al punto de que suene como algo pretencioso, todo lo contrario, se escucha sincero y hecho desde el alma. Quizás todos nos quedaremos esperando que algún día lleguen a liberar lo hecho en el proyecto ‘EROS’, pero creo sinceramente que este ‘OHMS’ es la catarsis definitiva producto de los acontecimientos vividos por la banda, una catarsis espiritual.

PD: SUBLIME, UNA EXPERIENCIA CASI METAFÍSICA.

CANCIONES A DESTACAR: 

  • ‘CEREMONY’
  • ‘THE SPELL OF MATHEMATICS’
  • ‘OHMS’

ALINEACIÓN:

  • Abe Cunningham – Batería.
  • Stepehen Carpenter – Guitarras.
  • Frank Delgado – Samples, teclados, sintetizadores.
  • Chino Moreno – Voces, guitarras.
  • Sergio Vega – Bajo.

SELLO: Reprise Records.

Facebook | Instagram | YouTube | Spotify