CALIFICACION: 4/5

 

Pocas bandas en Latinoamérica se animan a recrear el Metal Progresivo, de la talla de grandes producciones, empleando todos los estereotipos de este género, de forma positiva y con un aire novedoso para la región. Es así que en Costa Rica se engendró un proyecto joven, intrépido y atrevido, que pone sobre la mesa un trabajo complejo y bien elaborado, tomando como referencia a bandas legendarias como Dream Theater y Seventh Wonder entre otras menciones, que prestaron algunas de sus cualidades para moldear su primer álbum de estudio denominado “Turmoil”.

Estamos hablando de un disco conceptual en su totalidad, cuya narrativa se convierte en su fortaleza compositiva que hace interesante el escuchar las largas pistas de este disco. Donde la historia se centra en su personaje principal de nombre Oriana, quien cuenta sus aventuras fuera de nuestro planeta.

«Ella tiene el poder para decidir si se queda para tratar de arreglar el caos que ocasionó o si se va y busca su destino en otros planetas con vida que ya tiene identificados. Ella decide irse y a partir de ahí emprende un viaje no solamente en el espacio sino también toda una travesía a nivel psicológico», detalló Quirós a un periódico digital.

Ya de a poco, con todo este preámbulo y visualizando la portada del disco, empezaras a conjeturar cual es la orientación del sonido del disco, metal progresivo bajo una atmosfera espacial, y llena de referencias a los exponentes del género e incursiones en el Djent. Dentro de los matices, a lo largo del disco se puede decir que surfean por terrenos sinfónicos, y llegan a incluir elementos guturales del Death metal.

Entrándonos en el tracklist, podemos comentar que son seis temas,  los cuales rondan o pasan de los 6 minutos y suman 42 minutos interesantes, prácticamente dividido en dos sagas, de tres y dos temas respectivamente, y un último tema orientado a ser el epilogo de dicha obra.

La primera saga denominada “Dark Project”, en sus tres capítulos, podemos corroborar nuestras sospechas, puesto que presenta un sonido entre lo progresivo y sinfónico sorprendiéndonos con los guturales en el capítulo III.

La segunda saga denominada “Visions” en sus dos capítulos, cambia la orientación del ritmo, con una atmosfera más ruda y seria, representando el clímax de la narrativa. También debemos mencionar que “Holographic Depiction” (o capitulo II) cuenta con la colaboración de Andrés Castro.

“My Demise”, arranca con muchos elementos del Djent, acelerando la velocidad, dando un justo final a esta obra, que cumple con su función de regalarnos un buen trabajo. También tenemos que hacer hincapié en que durante algunas pistas, tanto como el primero y el último, existen detalles de conversaciones que hacen más real la narrativa.

Podríamos estar presente ante un disco con mucha proyección a grandes ligas, donde la propuesta en base a elementos propios del metal progresivo, la narrativa y su sonido fresco, logra deleitar al oyente, dejando a la expectativa de la secuela, o mas producciones de la misma calidad.

Tracklist

  1. Dark Project I: Despair.
  2. Dark Project II: Escape.
  3. Dark Project III: Lost.
  4. Visions I: Noxious Arrival.
  5. Visions II: Holographic Depiction.
  6. My Demise.

Formacion

  • Said Araya – Bajo.
  • Mauricio Barrantes – Bateria.
  • Johnny Viquez – Guitarra
  • Isabel Viquez – Guitarra
  • Hellen Quirós – Vocalista

Link de interés: Facebook/Metal Archives/Spotify