CALIFICACIÓN: 3.5/5

Banda creada por JB Le Bail en el año 2004 en Francia, país que en estos últimos años ha parido bandas de Metal de buen calibre tales como NECROWRETCH, REGARDE LES HOMMES TOMBER, y por supuesto los mega conocidos GOJIRA, posicionando al país galo como una referencia actual en cuanto a Metal extremo se refiere.

A pesar de la corta carrera de SVART CROWN, ya tienen en su haber 5 discos de larga duración: ‘Ages Of Decay’ (2008), ‘Witnessing The Fall’ (2010), ‘Profane’ (2013), ‘Abreaction’ (2017) y el actual ‘Wolves Among The Ashes’ (2020). Logrando de esta forma que el sello Century Media se fijara en ellos, llevándolos a sus filas en el año 2016.

La banda se caracteriza por manejar un estilo basado en el Black Metal y el Death, aunque en este trabajo se dieron la oportunidad de agregar elementos de otros géneros, tales como Groove y Post Black, creando un trabajo bastante interesante de escuchar. Si bien es cierto que el álbum es bueno y te logra enganchar, le percibí un punto flojo que me dejó un sabor un poco agridulce y algunos sentimientos encontrados con respecto al mismo. Pero, empecemos con lo bueno de este disco, que repito, es agradable y disfrutable.

‘WOLVES AMONG THE ASHES’ es un álbum que no es ni muy Black, ni muy Death, es una clase de intermedio creado entre estos dos géneros, dejando así la puerta abierta a otros sonidos y elementos que crean un un conjunto de canciones con identidad propia. Aquí no hay piezas intercambiables, cada tema tiene su alma, y en conjunto, crean un bloque bastante consistente. Los 40 minutos que dura el disco pasan volando, siendo una escucha muy fluida y fácil de digerir.

Los riffs y ritmos empleados son bastante pegajosos y se te quedan grabados en la cabeza por un tiempo; muchos de estos tienen un sentimiento bastante «groovie» y van a medio tiempo como en la canción ‘Blessed the Fool’, que en su final juguetea un poco con música electrónica. este tema da paso a ‘At the Altar of Beauty’ que arranca con un blast beat salvaje y feroz, en definitiva es la canción más «blacker» de todo el álbum. Además, el trabajo en batería es destacado, haciendo palpable la habilidad y versatilidad de Nikolas Muller y las variadas voces empleadas son bastantes interesantes.

Como les comenté en un principio, SVART CROWN introduce ciertos panoramas Post Black, que si bien proyectan un aura depresiva (como en ‘Down To Nowhere’), no logran crear una experiencia inmersiva. Pero en este punto no creo que sea culpa de la actuación de la banda, sino de la producción; lamentablemente es en este punto en el que siento que se me ha quedado a deber algo y no me terminó de cerrar por completo el trabajo. La producción no se escucha tan masiva como me hubiese gustado, esta le quita fuerza al grupo y termina siendo bastante plana.

Es por ello que al terminar de escuchar este álbum me vi hundido en un mar de sentimientos encontrados y  con un sentimiento agridulce. En definitiva es un buen trabajo (de esto no hay duda), pero la producción no fue la más adecuada para un disco que debía sonar más feroz y despiadado.

PD: PERO NO SE CONFÍEN, PORQUE LOS LOBOS LOS PUEDEN DEVORAR EN CUALQUIER MOMENTO.

ALINEACIÓN:

  • JB Le Bail – Voces, guitarras.
  • Clément Flandrois – Guitarras, voces.
  • Nikolas «Ranko» Muller – Batería.
  • Julien Negro – Bajo, voces.

SELLO: Century Media Records.

 

 

 

FACEBOOK: Svart Crown
INSTAGRAM: Svart Crown
SPOTIFY: Svart Crown
METAL ARCHIEVES: Svart Crown