Sigue las mejores noticias en HeadbangersLA

En una nueva entrevista con Kerrang, Serj Tankian ha explicado cuál es la diferencia entre Rage Against the Machine y System of a Down. Todo comenzó cuando, a cuento de la salida de su nuevo documental, ‘Truth to Power‘, el cantante fue preguntado sobre si la música, de verdad, puede ser un instrumento para cambiar las cosas.

“Esa es la pregunta universal, ¿no?”, dice Tankian“La música tiene la capacidad de inspirar y, cuando inspiras a alguien, ya está cambiando intuitivamente. En casos concretos, por ejemplo, con System Of A Down y el genocidio armenio, no es algo con lo que hayamos planeado ser serios, pero es lo que somos, y es una búsqueda personal basada en una historia que se remonta a nuestros abuelos. Nuestra música provocó que mucha gente se interesara por el genocidio, y muchos jóvenes dijeron que se habían enterado a través de la banda, que es el mayor cumplido que alguien puede hacerte. Así que sí, la música puede cambiar el mundo en ese sentido”.

Sin embargo, al comprometerse políticamente, el mensaje de una banda puede no gustar a quien no esté de acuerdo con lo que quiere contar el grupo. Serj tiene claro que estos asuntos requieren de una mente abierta: “Cuando la gente no está de acuerdo con tus opiniones o declaraciones políticas, esa es su primera línea de defensa, tratar de meterte en una caja y decir que no eres un ser humano que razona y es diverso, que eres solamente esto. ‘Eres periodista, ¿qué vas a saber tú de comida?’, por ejemplo. Pero puede que seas chef al mismo tiempo, o que tu madre sea chef, o tu pareja, y puede que sepas más de comida que la persona que comenta, y ellos no lo saben”.

Aún con todo, lo cierto es que System of a Down es una banda que no te golpea con su mensaje de la misma forma que, por ejemplo, Rage Against the Machine. La banda de orígenes armenios tiende a utilizar muchas metáforas, así como la sátira y la ironía en sus canciones. Esto es, según Serj, lo que diferencia a las dos bandas.

“A diferencia de Rage Against The Machine -una banda fenomenal de la que soy fan y amigo-, nuestra música no es sólo sociopolítica; tenemos momentos divertidos y temática y líricamente recorremos toda la gama de temas, lo que creo que hace que System sea único. Es algo que se suele pasar por alto en cuanto a la legitimidad de la banda, y eso molesta al resto de los chicos, porque hay que tener ese equilibrio. Si te pones completamente político, no sólo le apagas el interés a muchos fans -lo cual es comprensible- sino que ese no es necesariamente el objetivo de todos los demás chicos. Es un equilibrio perfecto”.

“No te levantas y piensas en política todo el día”, añade Serj. “Si tienes repercusiones de un mal liderazgo y demás puede que seas más político de lo que serías en el caso contrario. Pero no piensas en eso todo el día. Comes, ves a tus amigos, tienes un amante… Si eres un artista, tienes que presentar todas esas emociones a través de tu música”.

Sin embargo, ¿le molesta al cantante que no todos los fans entiendan lo que quiere decir con sus letras?

“Utilicemos el ejemplo de la pizza“, comienza Serj“A algunas personas les gusta el pepperoni, a otras la corteza y a otras el queso. No puedes obligar a la gente a que le guste una parte concreta de tu plato, eso depende de ellos. Los fans reaccionan al arte en función de sus propias experiencias. Algunos pueden decir: ‘Me encanta Prison Song, es una gran canción para bailar’, y eso está bien. Me alegro de que la bailen”.

“Pero tengo que decir que a la mayoría de la gente, cuando se trata de canciones sociopolíticas, no se les escapa del todo. Si realmente les gusta la canción y la han escuchado varias veces, se meten en la letra e intentan analizarla y entender lo que significa para ellos”.

Instagram / Twitter