Cuando allá, por Febrero escribía las primeras crónicas de shows “post-pandemia” (en realidad en plena pandemia, de la cual aún no salimos) creía que no iba a tener que volver a escribir “volvimos…”.Pero como pasó en gran parte del continente (y del mundo) una segunda ola de Covid afectó a Uruguay y todo dió marcha atrás.
Ahora, unos 5 meses después, podemos decir nuevamente que ¡Volvimos con los shows de Metal en Uruguay!

Repitiendo los protocolos (sillas, mesas, barbijos, etc) se presentaban en Midas (lo que solía ser “Ocho Perros”) las bandas Mastin, Spiritcraft y Malevaje (la gran novedad de la noche).

Nuevamente con un aforo totalmente colmado, sobre las 21:30 empezó el show de Mastin, banda nacida en 2015 en Montevideo/Canelones y que actualmente se encuentra presentando su segundo disco de estudio “Rompe La Señal
Abrieron con “Origen” (tema de su primer disco homónimo) y luego surfearon en un show de aproximadamente una hora con un  Groove muy potente (punto por el buen sonido del local), cerrando con la versión de “Piensa y Lucha” de la legendaria banda uruguaya Psiglo.

Foto por: Carlos Closmu
Foto Por: Carlos Closmu

Tras un pequeño intermedio se subió la novedad de la noche: Malevaje.
Banda conformada por músicos ya conocidos por otros trabajos, pero que estaban debutando con este proyecto.
Ramiro Unamunzaga (Nuevas Fuerzas) en voces, Julio Ávila (Nuevas Fuerzas, Soulless Faith, Sentencia) en guitarras, Gabriel Sampaio (Sentencia) en otra guitarra, Martín Petrone (C.O.M.A) en el bajo y Federico Figueroa (Ephyra, Rotten State, Soulless Faith) en batería.

Con un sonido muy Stoner/Sludge que me hizo recordar mucho a la banda argentina “Los Antiguos”, especialmente por la voz de Ramiro la cual me recuerda a Pato Larralde (que en paz descanse). Estaban presentando su primer EP (también homónimo) compuesta de 4 canciones: “El Cacique, el Brujo y el Indio Loco”, “Tres árboles”, “Fría Brisa” y “Perro Compañero”.
Sin faltar versiones a músicos folclóricos como Tabaré Etcheverry o Jorge Cafrune.

Foto Por: Carlos Closmu

Un show además muy contestatario, el cual incluyó unos minutos en los cuales la banda realizó una fuerte defensa y apoyo público a su baterista Federico, quien se hubiera encontrado envuelto en un fugaz escándalo un par de años atrás (el cual no vale la pena comentar ahora).

Cerraron a los 40 minutos de show con “Fría Brisa”, tema dedicado a Luis Diego Ayala (conocido como “Vikingo”), un integrante de la armada nacional uruguaya quien se encontraba en la base antártica “Artigas” falleciendo en un accidente en servicio, a quien le dedicaron un sentido homenaje.

La fecha la cerraron unos viejos conocidos: Spiritcraft.
Con su Heavy/Power Metal y esos pasajes vocales guturales que personalmente me encantan, la banda de los hermanos Lima, Gabriel Chavez, Fernando Gómez, Pablo Cheveste y Floh Demontel dieron el show que todos esperábamos. Fuerte, heavy, ruidoso, prolijo.
Además, terminaron con un cover de Hell Patrol de Judas Priest tras una hora de espectáculo, dando así por finalizada la noche aproximadamente a eso de la 1 de la mañana.

Como pasó unos meses atrás, volver a ir a los espectáculos tiene una sensación muy especial (si bien ya habían comenzado oficialmente la semana anterior).
Se agradece poder disfrutar estos shows y ahora con la vista puesta en lo que se viene, que por suerte parece ser prometedor.