El mundo de la música el día de hoy ha cambiado, los hilos de la industria no se mueven de la misma manera que hace 20 o 30 años y los alcances de la tecnología así como la “diversificación” del negocio han logrado que los conceptos de “nunca”, “no mas”, “retiro” etc sean simplemente palabras que se lleva el viento, sin importar cuan lapidarias hayan sido al momento de decirlas (recordemos a The Eagles y eso de reunirse cuando “el infierno se congele”), sin embargo nadie esperaba que algo así ocurriese con PINK FLOYD y, si bien se crearon muchas expectativas con aquella breve pero emotiva aparición (con Roger Waters en el bajo) en el LIVE AID del 2005, al final todo quedaría en la nada misma, agravado por la posterior desaparición física de Rick Wrigth (tecladista). Sin embargo, hace unos días el guitarrista David Gilmour en la tercera edición de su podcast encendió las redes sociales al entrever que existía la posibilidad de que Pink Floyd volviese al ruedo en un futuro.

Durante el desarrollo de dicho podcast, el entrevistador hizo la pregunta de rigor “la verdad no creo que disfrutes de que te pregunte esto pero ¿tienes algún plan para una posible reunión de Pink Floyd en el futuro?”, ante lo cual Mr Gilmour respondió “la pregunta inevitable, la verdad es que precisamente ahora no, Nick (Mason) y yo seguimos estando en lo que podríamos llamar algo así como un “hiato extendido” pero algún día en el futuro ¿quién sabe?, nunca digas nunca”.

Esta especie de “ni si ni no”, probablemente no fuese mas que eso de no ser por las declaraciones de Nick Mason (baterista) en Febrero de este mismo año durante su participación en el Talking Rock Meltdown, en la cual aseguró (al ser preguntado por una posible reunión de los Floyd) …” es la pregunta que todos quieren que se conteste; la verdad creo que tanto David (Gilmour) como Roger (Waters), están felices con lo que hacen hoy en día, sin embargo, seria genial si ocurriese, estoy preparado aunque no contendré mi respiración esperando que pase”

¿Abre esto al menos una mínima posibilidad de que los veamos una vez mas o de que nos regalen con un nuevo trabajo discográfico? y, de ser así, ¿tendremos a Waters como parte del engranaje de la maquina?. ¡Quien sabe!, sin embargo, la esperanza es lo último que se pierde y todos “deseamos que estén aquí” y que nos digan que están “volviendo a la vida”.

 

 

Joad Manuel Jiménez