Ante las adversidades y la resiliencia, desde 1994, el ex bajista de Guns N´Roses administra su propia firma financiera.

Algunos dicen que es suerte, otros dicen que es pura habilidad, pero en el momento en que su salud lo puso en riesgo al explotarle  el páncreas,  la situación lo llevó a su papel actual: administrador de dinero para la pandilla de estrellas de rock, donde comenzó invirtiendo $100.000 dólares, en ese entonces, a unos pequeños locales en Seattle, entre ellos Microsoft, Starbucks y Amazon.

Para su recuperación, el ex bajista se vio obligado a recuperarse después del estallido pancreático hace tantos años, sobrio y aburrido, tropezó con el estado financiero de la banda de los años anteriores. En una entrevista para la revista Fortune, compartió como fue que empezó en esta nueva etapa: 

“No pude encontrarle sentido. No sabía cuánto habíamos ganado o perdido en la gira. Como millonario de 30 años, ¿cómo puedo admitir ante alguien que no sé qué diablos estoy haciendo? No quería tener 60 años y estar en quiebra, habiendo ganado todo este dinero en mis veintes, esa era mi simple meta”

Entonces, se inscribió en un curso de finanzas en un colegio comunitario en California y lo apasiono tanto que después fue aceptado en la Albers School of Business de la Universidad de Seattle y en poco tiempo estaba administrando su propia cartera. Cuando la noticia viajó por todo el mundo de la música que McKagan sabía algo sobre cómo administrar e invertir dinero, su teléfono comenzó a sonar. Otros músicos estaban en el mismo aprieto en el que él había estado años antes: no tenían idea de cómo administrar sus finanzas.

El hecho que sus amigos estuvieran buscando en el consejo de un chico con pocos años de experiencia, lo llevó a tener otra idea. “La mayoría de las estrellas de rock no saben nada sobre sus finanzas. Algunos no quieren saber, pero otros se mantienen en la oscuridad o son demasiado cohibidos para hacer preguntas simples”.

A pesar de esto, se sentían cómodos hablando de asuntos de dinero con McKagan, como parte de los suyos, así que pensó “¿qué pasaría si pudiera cerrar la brecha entre los músicos y los trajes?” Así que él, junto con el exbanquero y capitalista de riesgo Andy Bottomsley, fundó la firma de gestión patrimonial Meridian Rock.

Uno de los principios de la gestora es serbrutalmente honesto con sus clientes. El objetivo es educarlos respecto a sus finanzas en lugar de mentirles o hacerles la pelota”. Después de dejar Guns N’ Roses a finales de los 90, McKagan creó, a raíz de un concierto benéfico en 2002 con otros de sus ex-compañeros en la banda como Slash y Matt Sorum fundo Velvet Revolver. El primer álbum salió al mercado en 2004. Fue entonces cuando McKagan empezó a difundir sus conocimientos financieros.

Aparentemente la propia empresa de riesgo de Bottomsley, Imprimatur Capital, cuenta con Paul Tudor Jones como inversor y se encuentran entrevistando a administradores de dinero a ambos lados del Atlántico para invertir más en el rock. McKagan:

“La mayoría de los banqueros sobre estiman la ventana en la que los actos musicales tienen ingresos garantizados, que él coloca en tres a cinco años.Los músicos mismos no tienen ni idea”, pero McKagan, habiendo estado allí él mismo, no lo está, y es por eso que cree que puede ayudar a la industria que lo vio crecer.

Sigue a Duff Mckagan en sus redes sociales:

Web Oficial | Facebook | Twitter | Instagram