Hace pocos días uno de los discos más emblemáticos dentro de casi cualquier rama del rock/metal, cumple ya más de 3 décadas, y es que un 20 de junio de 1989 se publicaba “the real thing” de Faith No More.

Antes de adentrarnos en el disco en sí, contextualicemos, fines de los ochentas el heavy metal se encontraba en su límite, comercialmente hablando, y los nuevos sonidos e ideas empezaban a emerger de los rincones más extraños. El grunge prometía ser el mañana, acompañado de una rabia adolescente que parecía comerse el panorama por completo, el hard rock también cobraba cada vez más presencia adaptándose a las nuevas corrientes, el rap se volvía un elemento que parecía que cada vez era más fácil y natural mezclarlo con otros estilos.

Entre todo este torbellino de cambios y novedades, los oriundos de San Fransico, para aquel entonces conocidos como “Faith No Man” contaban ya con 10 años de formación y dos trabajos editados. Si bien gozaron de una popularidad en el under, por su ya innovador sonido y fusiones de diferentes estilos, lo cierto en que no contaban con una gran popularidad. Por eso es importante destacar que “the real thing” estaba lejos de ser un trabajo esperado.

Durante esa época, la banda estaba formada por, Jim Martin en la guitarra, Billy Gould en el bajo, Mike Bordin en baterías, y Roddy Bottum en teclados, el encargado de las voces en ese momento era Chuck Mosley. Este último parecía estar más atraído por las fiestas que por la música en sí, ya que en varias presentaciones se encontraba sumamente alcoholizado, lo que afectaba su desempeño vocal. Todo esto llevo a que en el 1988 Mosley dejara la banda, por lo que para la grabación de su nuevo trabajo necesitaban encontrar un reemplazo rápido.

Muchos nombres se barajaron y ensayaron con la banda para ocupar el lugar de frontman, uno de los más particulares y conocidos fue Chris Cornell de Soundgarden, que a pesar de ser grandes amigos Chris se vio imposibilitado para compartir escenario con ellos, por sus compromisos con Soundgarden. Pero, las dudas se disiparían cuando Jim Martin le presentara a la banda el EP de Mr.bungle “The Raging wrath of the easter bunny”, que contaba con la voz de alguien que según las palabras de la banda “…Sonaba como un gordo de 300 libras…”.

                                                                                                                                                       

Lejos de todo eso, la voz pertenecía a un joven Mike Patton de 18 años, que había impresionado a la banda con un registro vocal sumamente grande e interesante, que cumplía con todas las características que ellos querían para su nuevo trabajo. Luego de algunos cruces con sus compañeros por la actitud inmadura de Mike, la banda grabo los demos de” Falling to pieces”, ¡”Surprise! You’re dead!”“The Cowboy song” y “Underwater love”, que disiparon todas las dudas que podría haber con el trabajo del joven recién llegado.

El disco comenzó a grabarse en Studio D de Sausalito por Matt Wallace, quien casi de inmediato quedo fascinado con lo que era capaz de hacer Mike, no se parecía a nada que hubiera intentado antes Faith No More ni siquiera se comparaba a lo que venía haciendo Mr.bungleMike aportaba una nueva perspectiva a las vocales y a su rapeo, que no podían escucharse en otro lado.

Aquí aparece uno de los caprichos de Mike como cantante, mientras que Wallace le suplicaba al joven recién llegado que replicara esos nuevos aportes y enfoques en las tomas oficiales, este hizo caso omiso durante toda la grabación para grabar todas las pistas con una voz nasal y forzada, algo que en el momento no fue tan notorio, pero fue hasta dentro de un par de años que la banda grabo su aún más aclamado trabajo, ”angel dust” donde Mike desataría toda la creatividad y poder de su voz para lograr registros únicos que se volvieron su sello personal hasta hoy en día.

El disco salió al mercado el 20 de junio de 1989, pero no fue hasta el 30 de agosto de ese mismo año que MTV, empezó a trasmitir el single  “From out of nowhere”, pero fue realmente cuando todo despego el 30 de enero de 1990, que el vídeo de “epic” salio, y fue un BOOM instantáneo, llegando a posicionarse dentro del top ten del Billboard.

 

 Faith No More siempre presento una frescura musical y fusión de estilos que los hacia resaltar, pero con la voz y dirección de Mike Pattonsuperaron ampliamente sus expectativas y las de todos.  En esta época no existía el nu metal ni el rap metal, el funk rock estaba despegando gracias a la mano de red hot chili peppers y jane’s addiction, pero se encontraban muy lejos de la solidez y complejidad que proponía “the real thing”.    

Este álbum nos entrega tanto thrash metalheavy metal y metal progresivo en diferentes riffs, arreglos de funk y jazz, incluso juguetea con el pop en algunas de sus melodías. Además de los grandes clásicos que dejó como himnos hasta hoy en día.

Más de 30 años han pasado desde que el mundo escucho este trabajo que rompe con la coyuntura de todo lo que se estaba haciendo, pero más importante de todo lo que estaba bien visto hacer. Y, es que desde principios de los noventas Faith No More, ha implementado esta regla, de conocer las reglas para poder romperlas, y esta filosofía fue impregnándose en la cultura de los noventa, dando paso a todos los cambios que vimos durante esta época.

Lo alternativo había nacido y ya no era algo extraño escuchar fusiones y nuevos estilos cada vez más alocados que fueron surgiendo, y podemos agradecer a Faith No More, por ayudar a que el mundo del metal sea un lugar más real, una cosa más real. Faith No More es escuela, aun después de 30 años.

  


links:

Faceook:  Faith No More

Instagram:  Faith No More

Web oficial: Faith No More

Spotify: Faith No More

Escucha Completo “the real thing” 31 años después de su salida.