El fundador de uno de los festivales más importantes de metal en Francia, Ben Barbud, hace un llamado de alerta al gobierno de ese país.

Aunque parecería que este año existiera una esperanza para volver a los festivales, los deseos de este 2021 se están desvaneciendo, en especial en Europa donde la cepa del Covid-19 ha aumentado el número de contagios. Pero la industria del entretenimiento, quien fue de las primeras en cerrar y de las ultimas en volver, pide a gritos ayuda a pesar que algunos países han apoyado con algunos subsidios para evitar su quiebra.

El pasado lunes Hellfest, es festival de verano en Francia, envió una carta a la ministra de cultura francesa Roselyne Bachelot, respecto a la incertidumbre de esta edición 2021 y de como podrían operar requiriendo a sus más de 60 mil asistentes realizarse pruebas de virus a su entrada al evento.

Desafortunadamente entre la respuesta de la ministra ante la comisión parlamentaria francesa respecto a que las pruebas no eran suficientes para permitir que el festival se celebrara siendo esto “Una fantasía” ; y al informe del portavoz de Hellfest Olivier Garnier, el mensaje “Ha enviado una muy mala señal”.

En la carta de Hellfest declará, en resumen lo siguiente:

“Comenzaremos con esta famosa cita: “Debemos esperar lo mejor y prepararnos en el peor de los casos, es la regla. Citando, “Hemos estado muy atentos a sus últimas intervenciones mediáticas de estos último días… “Iremos a festivales este verano,  aun tenemos tiempo, crucemos los dedos”.

“Señora Ministra, disculpe nuestro tono algo familiar pero de nuestro lado no nos encontramos con los dedos cruzados sino que estamos apretados. No, no tenemos tiempo y es urgente que tomar conciencia de ello. Un evento como el nuestro requiere un año de preparación asumido por muchos intermediarios. Aceptará fácilmente que no es posible acomodar más de 60.000 personas al día durante 3 días en un pequeño pueblo de 7.000 habitantes iniciando las preparaciones a solo uno o dos meses antes de la fecha de la misma.”

“Hemos sobrevivido durante los últimos 10 meses gracias al desempleo parcial establecido por su gobierno. Solo aquí, los meses han pasado desde la cancelación de nuestro evento la primavera pasada, y la fecha límite para la edición pospuesta se acerca rápidamente.

Del 18 al 20 de junio se celebrará, en la localidad de Clisson en Loire-Atlantique, el festival de música contemporánea más importante y caro de Francia… pero sorpresa nuestro evento no es donde asisten las más grande estrellas de la variedad francesa, sino de un festival en honor a los géneros musicales  de Extremo Hard rock, Punk Rock, Rock’n’roll, Metal etc…

“…esta misma música que no vemos ni escuchamos en la televisión y a la que el mismísimo oficial de la ceremonia de las Victoires de la Musique todavía no parece prestar atención… pero es otro debate…”

“Para estar preparados para dar la bienvenida a este gran rally musical y a nuestros fieles aficionados al festival…decidimos correr el riesgo de volver a trabajar al 100% desde el 4 de enero, privándonos así de toda la ayuda existente que su gobierno ha puesto en marcha. Desafortunadamente no tenemos otra opción si queremos poder ofrecer a nuestro público el festival que se merece.”

“Estos mismos asistentes al festival, que para el 99,75% de ellos han decidido quedarse con su entrada la edición 2020 en solidaridad con Hellfest, y que nos han confiado un regreso en 2021″

El fundador de Hellfest, Ben Barbaud, declaró ante Brut al respecto: “Soy un poco pesimista con respecto a la situación, sobre todo porque en un festival de metal, será difícil hacer cumplir los gestos de distanciamiento. Al aire libre, en pleno verano, después de la campaña de vacunación, ¿por qué no con una prueba PCR?…”

“…Ojalá pudiéramos discutirlo con el gobierno”, ya que para la ministra Bachelot, los festivales son un sitio potencial de transmisión con personas cantando, bebiendo y bailando juntas siendo imposible controlar el nivel de contagios.

Merci Brut !

Publicado por Hellfest Open Air Festival en Sábado, 23 de enero de 2021

“Esta en juego la supervivencia de Hellfestapeló ante Emmanuel Macron el fundador del festival, Ben Barbaud.

Mientras que en el epicentro de Wuhan en China poco a poco se vuelve a normalidad dejando el corona virus atrás y se debate de igual manera la realización de los Juegos Olímpicos de Tokio, los festivales podrían tener muy poca luz en piases como Dinamarca donde ya se están preparando para seguir adelante, como lo dijo Esben Marcher de Dansk Live, un organismo que representa a los organizadores del festival, en una entrevista telefónica para el New York Times.

Entre otras tristes noticias para el entretenimiento, el festival emblemático del Reino Unido Glastonbury, que cada verano recibía a más de 200.000 espectadores en sus prados y a los esfuerzos de los organizadores por evitarlo, su edición 2021 se ha cancelado por segundo año consecutivo debido al corona virus:

Pese a nuestros esfuerzos por remover la edición de Heaven and Earth, simplemente no podremos organizar el festival este año”, lamentaron Michael y Emily Eavis en un comunicado difundido en Twitter.

Parecería que este 2021 trae consigo esperanza gracias a las vacunas contra la Covid.19, pero parece que el alcanzar el esperado 70% de personas vacunadas para lograr inmunidad, se ven lejanas, poniendo a grandes festivales de renombre como Lollapalooza en una posición dramática donde lo único seguro es la incertidumbre.

Aunque si con un camino más abierto y seguro por combatir el corona virus que nos ayude poco a poco a regresar a la normalidad, pero sobretodo incentivar la economía que ha puesto en juego el futuro de muchas industrias como el entretenimiento.

 

 

 

Sigue a Hellfest en sus redes sociales para más información:

Web Oficial | Facebook | Instagram | Twitter

Suscríbete a nuestro Newsletter