Una de mis mayores fobias de toda la vida es que algún día, de la noche a la mañana, me de cuenta que me estoy quedando sordo.
Creo que para todo amante del Metal (o de la música en general) y aún más especialmente para un músico, este debe de ser un miedo bastante latente. Y no por cierto infundado, si tenemos cuenta casos como el de Brian Johnson o Myles Kennedy.

Pues este tema es justamente el que aborda Sound Of Metal, la nueva película de Amazon Prime.
La historia se centra en Ruben, un joven baterista que un día se enfrenta a la realidad de que rápidamente está perdiendo la audición en ambos oídos, y su mundo entero se cae a pedazos.

Lo más interesante de esta película (más allá de las actuaciones, y seguramente otras cualidades técnicas que se me escapan, pues no soy critico de cine), es el realismo con el que se toca este tema y lo crudo que es.
No se queda en una novela romántica, o de autosuperación cliché, sino que va mucho más allá mostrándote todo el drama y la desesperación del personaje principal, además de una muy buena edición de sonido en la cual nos permite escuchar por lo que está pasando.

Vemos a Ruben, quien se ve rápidamente golpeado por esta noticia y lejos de rendirse, se niega a aceptar el hecho de quedarse sin lo que más le importa.
Vamos a ver al personaje caer de a poco en un espiral al abismo en el cual va perdiendo todo, e incluso cuando vemos que podría tener otras opciones, otras puertas que se le abren, el no pierde el foco y sigue detrás de su lucha por recuperar la audición, a base de promesas de los médicos y de muy costosas operaciones.

Es una película desgarradora de comienzo a fin, con la cual es muy sencillo empatizar para cualquier metalero, y tocarle la fibra más íntima.
Una interesante manera de cerrar el año.