Fue en 1998 durante una entrevista para MTV que el frontman de Judas Priest declaró públicamente su homosexualidad, tomando por sorpresa a toda la comunidad del Metal en el mundo, sin embargo la situación fue algo que Halford nunca planeó.

Recientemente el vocalista ha estado dando entrevistas activamente como parte de la promoción de su autobiografía titulada ‘Confess’ y fue en una de estas en las que recuerda el momento que marcó un hito en su vida:

´Cuando pienso en ello, me siento bien por el hecho de que realmente no lo tenía planeado cuando fui a los estudios de MTV para hacer la entrevista’.

‘Estaba hablando del disco ‘Voyeurs’ que hice con mi buen amigo John 5, un gran guitarrista, cuando éramos el grupo Two. La verdad es que perdí el hilo de lo que me habían preguntado y entonces empecé: ‘Bla, bla, bla… como hombre gay que soy, bla, bla…’ Y así fue como se me escapó.´

Antes de ese momento sólo los miembros de la banda y la gente cercana a él estaba al tanto de las preferencias de Halford, aconsejándole que fuera discreto pues la escena del Metal tenía fama de ser predominantemente heterosexual y machista, probablemente temiendo un impacto negativo de los fans hacia Judas Priest. 

irritating judas priest GIF by Columbia Records UKEsta situación no ayudó en la lucha constante contra adicciones que eventualmente superó en 1986 tras un intento de suicidio con pastillas un año antes y de que de un ex novio de Halford se pegara un tiro en la cabeza un día después de discutir con el cantante por sus adicciones.

Para muchos la lucha del cantante y lo que representó para él declarar públicamente sus preferencias podría ser incomprensible en una actualidad donde los derechos de los grupos LGBT han avanzado a pasos agigantados, pero la realidad de Inglaterra durante la juventud de Halford era completamente distinta.

Nacido en 1951 en la ciudad industrial de Birmingham en un momento donde la homosexualidad era considerada un delito (fue hasta 1967 que dejó de serlo) posiblemente tuvo una profunda influencia en el comportamiento de un joven Rob que lo llevó a un conflicto constante que tuvo un gran progreso en 1998.

‘Creo que la mayoría de la gente sabe que he sido un hombre gay toda mi vida, y que solo recientemente es un tema con el que me siento cómodo (…) un tema que ha estado conmigo incluso antes de aceptar mi sexualidad (…) Todo tiene un momento y este es el momento para discutir esto’.

23 años han pasado y el número de músicos LGBT en la comunidad del metal a nivel mundial aún es reducido, dejando en evidencia el tema de si es que aún existen prejuicios al respecto que impiden que la sexualidad sea algo que pueda tratarse de manera abierta sin temor a ser sujetos a un juicio de valor.

La realidad de hace 23 años puede ser diferente a la de 2021 pero la decisión de Rob Halford de vivir de acuerdo a sus creencias podría servirnos para examinar minuciosamente los tabúes que nos afectan, ya sea sobre sexualidad, abuso de alcohol, drogas o problemas mentales porque ´estamos perdiendo gente preciosa´.

FacebookYouTubeInstagram