¿Cómo te expulsan de una banda por borracho cuando la misma banda se da el apodo de Alcohólica?

Para el guitarrista líder original de Metallica, Dave Mustaine, el problema no fue la cantidad que consumía, fue cómo el escabio lo afectaba cuando estaba borracho. Sus compañeros de banda (James Hetfield, Lars Ulrich y Cliff Burton) eran ruidosos y estúpidos cuando se emborrachaban, eran traviesos pero no maliciosos. Mustaine, por otro lado, podía volverse volátil e inestable después de tomarse unos tragos.

Cuando estás con un montón de personas a las que les gusta tomar y atontarse, sólo quieren divertirse’, explica Mustaine. ‘Yo tomaba y me divertía hasta que alguien refutara algo que dije. Después era una guerra.’

‘Me ponía agresivo y beligerante porque era un borracho violento. Perdía todas las inhibiciones cuando tomaba y eso no llegaba a un buen fin.

El final llegó el 11 de abril de 1983 y para Mustaine llegó sin aviso. Metallica ya había contratado a Kirk Hammett como su nuevo guitarrista líder. A eso de las 9 de la mañana, Hetfield, Ulrich y Burton despertaron a Mustaine, quien tenía una terrible resaca, para decirle que estaba fuera de la banda.

Lo que realmente me enojó fue que nunca me dieron una advertencia y nunca tuve una segunda oportunidad’, dice Mustaine. ‘Fue un ’Hey, man, estás afuera, nos vemos’ y nada más.’

Cuando Mustaine preguntó a qué hora sería su vuelo de vuelta a California, le dijeron que no volaría. Hizo un viaje de cuatro días en autobús. Aún peor, el horario de salida era desde  New York’s Port Authority Bus Terminal, pero sólo una hora después de que fuera despedido.

Perplejo, Mustaine se puso a revolver sus cosas para empacar un bolso de viaje y después Hetfield lo llevó en auto desde el Music Building en Queens hasta la 42nd Street y Eighth Avenue en Manhattan.

Para entonces, Mustaine estaba comprensiblemente furioso. No sólo había sido echado de la banda de la que fue co-fundador, sino que lo mandaron con un simple boleto de autobús mientras sus antiguos compañeros de banda se fueron a grabar su álbum debut, ‘Kill ‘Em All’, para el que había escrito algo del mejor material, pero con otro guitarrista.

Durante un interminable viaje en autobús, se enfureció y entonces decidió escribir algunas letras nuevas. Como no tenía ningún papel, escribió en la parte de atrás de un panfleto del Senador Alan Cranston.

Un mensaje en el frente, referido a la acumulación de armas nucleares, decía ‘No podemos librarnos del arsenal de megamuerte (megadeath)’. Después de pensarlo, Mustaine decidió que el término megadeath sería un buen nombre para una banda de metal, especialmente si fuera mal escrito como Megadeth.

Décadas después, Mustaine aún siente que debería haber sido advertido antes de ser expulsado, pero ha aceptado su papel en los eventos ocurridos.

He sido físicamente imprudente y hubo muchos empujones de mi parte con todos en la banda’, dice. ‘Fui muy impredecible y avergoncé a todo el mundo alrededor mío. Aún veo esos tiempos como mayormente divertidos, pero usualmente cuando llegaba al punto en el que la violencia estaba por empezar, se me apagaba todo. Eso continuó por mucho tiempo después de dejar Metallica y fue la principal razón por la que decidí parar en 1988. Y llevó un largo tiempo de mierda desacelerar el tren.

Dos meses después de su expulsión, Mustaine y el bajista David Ellefson formaron Megadeth en Los Angeles. Pero esa ya es otra historia.

Instagram / Twitter