Si bien el metal no para de crecer y de generar simpatía alrededor del mundo, existen aún lugares del planeta que declaran una lucha abierta en contra del metal. Este es el caso de Irán, una república islámica cuyas leyes son fuertemente ligadas al islam. Por tal razón la agrupación Arsames fue arrestada a principios de julio y se enfrentan ahora un juicio por tocar “música satánica”.  Según el portal Metal Injection, el documento oficial de arresto expresa:

La agrupación musical Arsames fue arrestada y enfrenta cargos con una pena de 15 años por tocar en una banda de metal satánico y profesar en contra del gobierno islámico.

Desde 2002 Arsemes, al igual que otras agrupaciones de ese país, asumen el riesgo que conlleva tocar metal en un país donde se prohíbe. A pesar de que sea ilegal, Arsemes ha logrado presentarse en varios festivales de Turquía, Dubai y Armenia donde han demostrado su gran talento. Después de su arresto, los miembros de la agrupación lograron pagar fianza por lo que se encuentran temporalmente en libertad mientras comienza formalmente su juicio.

Debido a su delicada situación, la agrupación ha resuelto mantener un perfil bajo con el fin de no ahondar más en sus complicaciones legales. Si bien la agrupación no cuenta con plataformas de crowdfunding aún se puede apoyar la banda en su página de Bandcamp comprando los artículos a la venta. Así mismo se encuentran en sus respectivas páginas de Instagram, Facebook y Youtube.

Instagram: arsemes_official

Facebook:  METALARSAMES

Youtube: Arsames Band