Inolvidables discos que marcaron nuestro incierto sonido rockero.

Todo buen fanático del Heavy metal, sabe que sus comienzos –en cierta forma- fueron inciertos, puesto que no se logra definir cuál fue la primera banda en ofrecer estos nuevos sonidos, que apostaban por endurecer el Rock que se venía practicando hasta ese momento y que afínales de los años sesenta, eran símbolo de contracultura, encrudeciendo su sonido y generando empatía por un público más underground, así como el repudio por los oyentes más conservadores.

Fue el Boom de las bandas de Rock Psicodélico, Hard Rock, Rock Acido y Punk quienes incursionaban sus temas influenciados por las drogas, movimientos Hippies e incluso el ocultismo; preparando el terreno para el surgimiento de un género más pesado que redefinió el Rock en su máxima expresión, y que hasta el día de hoy no para de mutar y generar ramas con diferentes estilos gracias a la diversidad de sus fieles devotos.

 

“Tuvimos un lugar en la formación de ese sonido de heavy metal. Aunque no digo que supiéramos lo que estábamos haciendo, porque no lo sabíamos. Todo lo que queríamos era más poder. Y si esa no es una actitud de heavy metal, no sé qué es.»

( Dick Peterson , voz / bajo de Blue Cheer )

 

Una de las más grandes corrientes asegura que Black Sabbath, con su primer disco ¨Paranoid¨  que fue editado un 13 de febrero de 1970, marco un punto de quiebre para el origen del lado más oscuro del Rock, producto de su sonido distorsionado y personalizado en la guitarra, esto gracias a Tony Iommi, quien supo arreglárselas pese a que tenía una prótesis en vez de dedos; si a esto le sumamos el excelente trabajo de Geezer Butler en el bajo y Ozzy Osbourne en la voz, completaron la alineación perfecta. Dando vida a un disco de culto, sombrío y pesado, que fue novedoso en su momento, el cual es considerado uno de los álbumes indispensables de la época moderna – según la revista Rolling Stonetan comentado y glorificado hasta nuestros tiempos por  varios críticos especializados, por  lo que no será tema a tratar en esta nota.

 

¨Fabriqué unas prótesis de plástico para suplir la falta y las uní con pegamento, aflojé la tensión de las cuerdas y así creé una forma diferente de tocar, un nuevo sonido.¨

Tony Iommi (Guitarrista y líder de Black Sabbath)

 

 Sin embargo sabemos que a mediados de los años 60´s,  existieron numerosas bandas cuyo sonido aportaba elementos que darían la fórmula perfecta para engendrar este nuevo género, que se avecinaba inevitablemente. Dentro de los mismos hubo grandes exponentes británicos y americanos como Cream, Sir Lord Baltimore, Blue Cheer, Steppenwolf, Iron Butterfly, etc. A estas bandas se les denomino Proto-Metal, quienes fueron pioneros en el uso de guitarras distorsionadas, dando mayor protagonismo al bajo y la batería, asi como el empleo de voces agudas, elementos que claramente terminaron moldeando el Heavy metal.

El impacto mediático fue conflictivo para entonces –en cierta forma positivo para sus carreras- cuyos temas llegaron a ser considerados clásicos del Rock. Sin embargo existe un  puñado de bandas que tienen los mismos ingredientes, que de alguna forma son omitidos a la hora de mencionar a los progenitores de este género, es por ello que en este listado, te traeré 5 discos que debes de escuchar, pues te sorprenderán por lo adelantados que estaban para su época.


Writing On The Wall –  ¨Power Of The Picts¨ (1969)

¨Power Of The Picts¨ es el único álbum de estudio de esta banda escocesa denominada Writing On The Wall, o también conocida como The Jury; un intenso grupo de rock progresivo y psicodélico, quienes estuvieron activos durante una breve pero brillante época, alrededor de 1969.

La formación consistió en Linnie Patterson (voz), Willy Finlayson (guitarra), Jake Scott (bajo), Billy T. Scott (teclado), Jimmy Hush (batería) y Alby Greenhalg (instrumento de viento).

Fueron quienes editaron su disco bajo el sello Waldman Middle Earth, mostrando un sonido penetrante, con el blues de base, y excesivo empleo de los órganos de forma agresiva y enérgica, así como guitarras estruendosas y voces excepcionales. Los temas líricos son de tipo progresista –al igual que el sonido– y van desde terrosos a vagas fantasías, raramente poéticos.

Escucha el disco AQUÍ.


The Litter – ¨Distortions¨ (1967)

Oriundos de Minneapolis (USA), fue una de las bandas de Rock PsicodélicoGaraje más importantes en su momento.

A finales de 1966, The Litter grabó su primer sencillo ¨Action Woman¨, respaldado por una versión de The Who ¨Legal Matter¨, obteniendo un éxito local que les abrió puertas para sacar su primer disco bajo el sello Warick, donde presentaron un sonido Psicodelico, moldeando su Punk/Garaje de mayor energía, elemento primordial del Heavy Metal, que después será explotado por sus contemporáneos.

Dicho disco también presenta covers como “Whatcha Gonna Do About It” de The Small Faces y “I’m a Man”, basado en la versión de The Yardbirds, temas poco conocidos en USA, los cuales fueron explotados por esta banda.

Escucha el disco AQUÍ.


Coven – ¨Witchcraft Destroys Minds & Reaps Souls¨ (1969)

Coven nace en Chicago a principios de los años 60, cuyo sonido claramente recuerda al Stoner rock actual, aunque en su momento era catalogado en el movimiento del Rock Psicodelico.

Su primer disco denominado ¨Witchcraft Destroys Minds & Reaps Souls¨, fue editado por el sello Mercury, el cual causo gran controversia por su contenido lírico de índole ocultista y satanico, además de incluir el audio de una misa satánica al final del disco.

En su momento consiguieron ingresar en el Top 40 de las listas de éxitos en 1971 con la canción “One Tin Soldier”, banda sonora de la película Billy Jack.

La banda también es conocida por ser uno de los primeros en introducir la Mano Cornuta en sus presentaciones, lo que causa discusión con Ronnie James Dio, a la hora de definir el precursor de este símbolo. La alineación de este disco estaba compuesta por la cantante Jinx Dawson, el bajista Greg “Oz” Osborne, el guitarrista Chris Neilsen y el baterista Steve Ross.

Escucha el disco AQUÍ.


Jacula – ¨In Cauda Semper Stat Venenum¨ (1969)

O traducido al español “Al final siempre está el veneno” es el primer disco, de edición aparentemente privada en 1969, el cual se dice que fue exclusivo entre sectas, clanes ocultistas e iglesias satánicas, por su alto contenido esotérico, cuyo sonido en base a órganos progresivos, daban un escenario tétrico, sombrío y de terror; adelantado a su época, pues básicamente son elementos que actualmente son pilares en el Black metal.

En la red se encuentran varias leyendas para este trabajo, de los cuales rescatare dos.

  • Este disco fue grabado en un castillo abandonado y maldito en algún lugar perdido de Inglaterra.
  • El tecladista Charles Tiring, de 81 años, tocaba en una iglesia italiana y luego de hacer un “pacto con el Diablo”, robó el órgano de la mismísima iglesia y se marchó. Y que dicho “pacto”, lo llevo a casarse con una hermosa joven de 18 años.

Sean ciertos o no, la verdad es que merecen ser recordados y escuchados.

Escucha el disco AQUÍ.


Iron Claw – ¨Iron Claw¨ (1969)

Iron Claw es la banda más cercana a los grandes expositores del Metal de este listado, pues en sus comienzos se movía en los mismos escenarios donde se gestaban varios artistas, tal el caso de Black Sabbath.

La banda de origen escoces estaba conformada por el bajista Alex Wilson, el guitarrista Jim Ronnie y el baterista Ian McDougall.

El sonido de su Disco era tan similar a los temas que hasta entonces tenía Black Sabbath –previo al lanzamiento de ¨Paranoid¨ que recibieron como respuesta, amenazas legales de parte de sus administradores al argumentar que “notaban similitudes musicales”.

Si bien Iron Claw se disolvió en el año 1974, tuvieron que pasar casi 20 años para que se reúnan de nuevo, esto gracias al reconocimiento de la revista Classic Rock quienes los catalogaron como “Los pioneros perdidos del heavy metal” en marzo del 2007. Esto les llevo a varias reediciones de sus discos perdidos, con buena respuesta de los fanaticos.

Escucha el disco AQUÍ.