El frontman de KISSPaul Stanley habló recientemente en el show de SiriusXM `Jim & Sam Video Interviews´ acerca de cómo sus presentaciones han dañado su cuerpo. Dijo `Ambos manguitos rotadores (tejidos que conectan el músculo con el hueso en la articulación del hombro) han sido arreglados. Reventé el tendón del bícep hace año y medio y tuvo que ser curado quirúrgicamente. He rasgado el cartílago de ambas rodillas, ya se hicieron cargo de eso. Tuve un reemplazo de cadera.´

El padre de PAUL STANLEY, de 98 años, acude a un concierto de KISS en Los  Angeles - TodoRock.com`Pero por la medicina moderna, gracias a Dios, estoy bien para otras 50 mil millas. Y aunque la genética es muy importante, (mi papá acaba de cumplir 101 años a principios de Abril), y no es un tipo que no sabe quién es o dónde esta. Podrías tener esta misma conversación con él. Dios lo bendiga, espero que estos genes no se salten una generación.´

El guitarrista/vocalista de 69 años confirmó que las actividades relacionadas con KISS son las culpables de sus lesiones físicas a través de los años.

`La mayoría de mis amigos doctores, mis cirujanos ortopédicos dicen: “No hay jugadores de 60 años, ni de 50 años, ni jugadores de fútbol, y tú estás ahí arriba del escenario corriendo con 20 kilos de equipo encima, corriendo por todos lados y saltando, y tu cuerpo te traicionará en algún momento.´ dijo.

Paul Stanley no quiere sacar más temas con Kiss - FM Rock & Pop 95.9En una entrevista en 2013 para Los Angeles TimesStanley dijo que actuar en vivo con KISS era `como correr un triatlón con una guitarra colgada. tienes que saltar, cantar, girar tu brazo y tocar el acorde correcto. Con esa combinación, cualquiera puede equivocarse. Solía saltar y aterrizar con mis rodillas. No dolía antes, pero ahora sí.´

Stanley reiteró esta idea en una entrevista en 2014 para The New York Times donde dijo: `Había cosas que no me dolían hace 40 años que me duelen ahora. He tenido tantas cirugías pero aún hago splits y todo eso en el escenario. Estoy bendito. Cada vez que salgo al escenario es estimulante.´

Photo: Flying in Curitiba | Paul StanleyPaul que tuvo su primera cirugía de reemplazo de cadera a los 52 años, le dijo a Independent de Reino Unido que no tenía ningún remordimiento por el pavoneo cada noche y por los tacones de 20 centímetros. `Cada cicatriz en mi cuerpo es un orgullo, no hay nada peor que ver al pasado y desear haber hecho las cosas, yo las hice todas. Así es como se supone que la vida debe ser vivida.´

Stanley creció parcialmente sordo y con con una oreja derecha deforme, eventualmente se sometió a una cirugía reconstructiva en 1982 donde usaron una prótesis de oreja creada a partir de sus costillas.