Los alemanes de The Ocean están de vuelta con la segunda parte de su anterior trabajo.

En el 2018, este conjunto germano entregó un trabajo notable titulado “Phanerozoic I: Palaeozoic”. En el mismo explora antiguas eras del planeta, relacionándola con sentimientos del propio ser humano, un trabajo que fue extremadamente galardonado. El cual vino con el anuncio de una segunda parte para el 2020.

“Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”, es la continuación y demostración de que el colectivo dirigido por Robin Staps, es una de las propuestas a tener en cuenta en el presente y futuro. Durante plena pandemia mundial, “The Ocean” se coloca como una perfecta banda sonora para recibir el fin de los tiempos. Totalmente despegado de las tendencias de la música extrema moderna, pero, al mismo tiempo circulando sobre las mismas, este trabajo parece haber cavado hondo en los oyentes más acérrimos del metal. Generando un sentimiento de incomprensión, pero disfrutable al mismo tiempo.

Es que dentro de “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”, encontramos infinidad de influencias que, desde el comienzo con “Triassic”, percibimos ese afán de mezclar mundos. La espacialidad del Doom metal, se siente al comienzo del disco, solo para ser perturbado con riffs totalmente orientados hacia el hardcore.

Si queda alguna duda “Jurassic | Cretaceous”, entremezcla más los mundos y genera una pieza de 13 minutos. Extremadamente intensa con giros y cambios, que de todas formas pasa como agua para nosotros, destacando la participación de Jonas Renkse de Katatonia. “Palaeocene”, marca un nuevo rumbo dentro del mismo disco, si bien se desgarra con riffs desafiantes, detalles como sintetizadores y otros paisajes que empiezan a comerse el protagonismo de a poco. Parecería ser que existe una correlación entre lo que la banda quiere trasmitir, con la duración de sus canciones y el protagonismo que tomará cada elemento dentro de determinada pieza. “Phanerozoic II” explora diferentes épocas de la humanidad, incluso antes de que estuviera sobre la faz de la tierra, puede parecer que este concepto no atraiga a muchas personas e incluso suene aburrido. Lejos de eso la banda consigue conectar con diferentes niveles de interpretación.

         

El disco cierra con “Pleistocene” y “Holocene”, dos piezas tan diferentes que se terminan complementando a la perfección. La primera representa a los extremos de agresión que puede llegar “The Ocean”, la segunda refleja la tranquilidad rítmica que estuvo titubeando durante todo el disco.  En este caso los extremos son buenos.

No hay nada que decir de la producción, es tremenda hasta el punto que no podemos comprender. Es que realmente, este no es un disco para poner de fondo, demanda tiempo y escucha. Genera esa sensación de desgarro que se siente en cada grito, paisajes que nos hacen erizar la piel al momento de atravesarlos. Pero los mismos dejan una marca en nosotros que nos hace volver a ellos.

Representa la calma antes del impacto final, la extinción masiva, y una nueva vuelta hacia la calma. No es un disco para todo el mundo claramente…, pero alabados sean quienes lo entiendan y disfruten.


  1. Triassic
  2. Jurassic | Cretaceous
  3. Palaeocene
  4. Eocene
  5. Oligocene
  6. Miocene | Pliocene
  7. Pleistocene
  8. Holocene

 

 

 

 

Links: 

Facebook: The Ocean Collective

Instagram: The Ocean Collective

Spotify: The Ocean Collective

Sello: Metal Blade Record


¿Para ti “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic” se gana el puesto de candidato al disco del año?