Sigue las mejores noticias en HeadbangersLA.

Hemos hablado en innumerables ocasiones sobre lo mucho que afectan las pérdidas de uno de sus miembros a las bandas de música. Ya sea por el desgaste o por un fallecimiento, las despedidas siempre acaban suponiendo la ruptura del grupo. Hay miles de ejemplos conocidos y hoy hemos querido detenernos en el de Led Zeppelin. Y es que la muerte de John Bonham supuso un punto de inflexión para la banda británica, debido a sus habilidades únicas al frente de la batería.

Los habrá que redoblen más rápido, que con el doble bombo te hagan virguerías inimaginables e incluso que tiren las baquetas al cielo y las recojan a tiempo para coincidir con el final del solo. John Bonham no necesitó nada de eso para ser considerado el mejor batería de la historia del rock. Aquí te dejamos algunas de sus curiosidades y anécdotas sobre su vida.

Desde sus inicios como músico, John Bonham se caracterizó por la gran intensidad con la que tocaba, por esa razón se ganó la fama de “el batería más ruidoso de toda Inglaterra”. Usaba las baquetas más largas y pesadas del mercado a las que llamaba “árboles”. Un cúmulo de aspectos que hizo que su pérdida fuera irremplazable y que la idea de continuar nunca se cruzase por la mente de los miembros de la banda.

Deseamos que se sepa que la pérdida de nuestro querido amigo, y la profunda sensación de armonía indivisa que sentimos nosotros y nuestro gerente, nos han llevado a decidir que no podíamos continuar”, anunció la banda a través de un comunicado oficial.

Por eso, tras su adiós, el líder de la banda, Robert Plant, formó The Honeydrippers. Un proyecto al que se unieron Jimmy Page y Jeff Beck. Las dudas atormentaban a Plant y, entonces, la llamada de una gran amigo le insufló la energía necesaria. Hablamos nada más y nada menos que del icono de Genesis, Phil Collins. El batería consiguió convencer a Robert y se ofreció a ser el batería del grupo.

“Cuando Led Zeppelin llegó a su fin, sabía que no podía intentar crear otro Zeppelin. Así que, me asocié con el guitarrista Robbie Blunt. Formamos una banda y empezamos a grabar. Recibí una llamada de Phil Collins, y me dijo: ‘John Bonham fue la inspiración detrás de mi forma de tocar, y me gustaría ir a tocar contigo y para ti’. Tocó en los dos primeros álbumes, y fue genial”, reveló Plant.

Como el propio líder de Led Zeppelin explicó, Bonham había sido la inspiración de Collins, causa más que suficiente para que el artista quisiese unirse al proyecto. Como resultado, Collins y Plant colaboraron en el primer álbum de estudio en solitario del cantante, titulado ‘Pictures at Eleven’, y en el segundo disco, ‘The Principle of Moments’.

Instagram (Phil Collins) / Instagram (Robert Plant)